Descubrir

3. Desde la viticultura en terrazas hasta la mecanización de la viticultura

Antiguamente el rendimiento de los viñedos era a menudo dies veces las cantidades actuales. Clases de uva con nombres tan característicos como «Elender» o «Grobschwarz» representaban cantidad pero no calidad. Las uvas blancas y rojas eran prensadas juntas como una especie de «rosado».

La Guerra de los 30 Años destruyó hasta ¾ de los viñedos. Posteriormente llegaron bebidas como la cerveza y el mosto, que le hicieron competencia al vino. Y después la filoxera y las enfermedades fúngicas dañaron gravemente a la viticultura. La «Asociación para la Mejora de la Viticultura en Württemberg», fundada en 1825, intentó en vano detener el hundimiento con nuevos viñedos, vides nobles o clases de uvas resistentes a la filoxera. Pero no fue hasta 1960, década en la que comenzó la mecanización de la viticultura, cuando empezaron a ser trabajadas de modo racional y a máquina las superficies de viñedos en pendiente. El paisaje de los viñedos, con sus estrechas y horizontales terrazas y albarradas que evitan la erosión del suelo, fue transformado en parcelas más grandes, con las vides ordenadas en líneas verticales. En aquel entonces, los expertos advirtieron que podría haber una «estepa de vides». Hoy día se intenta conservar la diversidad biológica y el hábitat para la fauna y la flora, a través del ajardinamiento entre las hileras de vides, plantación de setos y arbustos, creación de márgenes o construcción de nuevas albarradas.